Tras la tempestad, siempre vuelve la calma al equivalente que tras la polvareda levantada por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el Caso Schrems y la anulación del Protocolo del Safe Harbor (Puerto Seguro), las aguas vuelven a su cauce por causa del nuevo