Imagínate que teneis a tu lado a una persona (creencias limitantes) muy negativa, que continuamente desarrolla escenarios claves y negativos. Y esa persona esta contigo por todas partes, en tu casa, en tu trabajo, de vacaciones, cuando comes, cuando te duchas, etc. Todo lo que hace es limitarse a repetirte