Vegetabrella es un paraguas con forma y espíritu de lechuga gigante. La razón es clara como el agua: los paraguas son muy tentadores para los amiguitos de lo ajeno; las lechugas enormes no. Las lechugas, en general, no son el objetivo de ladrones debido, mayormente, a su nulo contenido