Trabajos de almacén

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Los almacenes son, sin duda, uno de los componentes que mas amenazados parecen dentro del previsible choque de la sustitución de trabajadores por robots de diversos tipos. La experiencia mayoria de las compañías que desarrollan su version en torno a productos físicos poseen almacenes, y el desarrollo de la nueva logística esta imponiendo a todas ellas unas pautas de eficacia y de automatización cada vez mas exigentes, mas extremas, con el fin de sacar una velocidad, una eficacia o una trazabilidad cada vez mayores al tiempo que se eliminan los errores. La logística es, cada vez más, un factor clave en la eficacia y en los costos operacionales, y la presión que eso cree sobre las compañías es cada vez mas elevada. Todo indica que innovaciones como los vehículos de conducción autónoma verán su desarrollo bastante tiempo antes en los almacenes que en las carreteras.

Un almacén es, en efecto, un entorno mucho mas previsible que una carretera. Sus dimensiones y particularidades están perfectamente cartografiadas al detalle y con precisión, y además, condiciones como la temperie, la iluminación, la claridad o la presencia de obstáculos son, por lo general, perfectamente previsibles. Por otro lado, los almacenes, particularmente a partir de cierto tamaño, son enormemente sensibles al fallo humano: un material colocado manualmente en el lugar equivocado puede convertirse no solo en un material perdido, sino además, en un espacio inútilmente ocupado, con todos los problemas que ello puede acarrear.

El popular (y fantástico) vídeo de Amazon y sus robots Kiva que llevo usando desde 2011 en mis clases y entrevistas tiene ya numerosas opciones mas recientes, como este de un proveedor logístico chino que resulta igualmente fascinante. Pero mas allá de robots relativamente pequeños, achaparrados y de color naranja capaces de transportar paquetes o estanterías enteras, un almacén tiene otras demandas de trabajo que suponen otros perfiles. Según estadisticas del Bureau of Labor Statistics, 2,924,300 norteamericanos laboraban en 2014 en actividades de registro de almacenes, además de otros 3,719,300 dedicados a mover materiales manualmente en sus estanterías y a otros 679,900 responsables de manejar máquinas para trasladar pallets y otras cargas pesadas

En la imagen, una carretilla elevadora autónoma de Seegrid: el clásico “toro” de los almacenes, pero en version autónoma. Capaz de mover mas de 3 toneladas y media de materiales, y de realizarlo además sin un operador humano manejándola, gracias a 5 cámaras que le proporcionan una visión estereoscópica y le aceptan manejarse en un almacén previamente mapeado a la perfección. Contrariamente a lo que ocurre en el caso de los vehículos autónomos, las cámaras proporcionan bastante información para el metodo de reconocimiento óptico sin obligación de sistemas como radares o LiDAR, debido a la mayor previsibilidad del entorno del almacén. Además de trasladar las cargas, es apto de recogerlas y soltarlas igualmente sin operación humana, lo que acepta suprimir no solo el costo vinculado con el operador, sino además vencer en precisión en actividades repetitivas que típicamente tendían a producir una cierta tasa de errores.

¿Cuántas compañías van a plantearse suprimir a una parte significativo de trabajadores o a la experiencia mayoria en sus almacenes en los próximos pocos años? ¿Cuántas de las que no puedan plantearse realizarlo pasarán a subcontratar sus almacenes con compañías especializadas, convertidas en auténticos ingenieros capaces de extraer rentabilidades mucho mayores en la logística? ¿Cuánto tardaremos en dejar de visualizar individuos que afirman dedicarse a trabajos vinculados con un almacén? Pero sobre todo… ¿tendría sentido, una vez que las máquinas han construido la capacidad de llevar a cabo esas actividades relativamente repetitivas y pesadas con mayor precisión y con menos errores que las personas, continuar dedicando trabajadores individuos a ello?

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario