Trump, tecnología y medio ambiente

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Mi columna en El Español de esta semana se titula “Otra de Trump“, como esas sagas eternas de chistes que siempre tienen el mismo protagonista. Pero desgraciadamente, no se intenta de un chiste, sino de algo muy serio.

En su nueva visita a Detroit para reunirse con la empresa del automóvil, a Donald Trump no se le ha sucedido otra cosa que anunciar la eliminación de las medidas de dominio de emisiones instauradas por Barack Obama para atacar el cambio climático. Según su lógica, se intenta de una medida para “beneficiar a la industria” para que pueda ser mas competitiva y genere mas puestos de trabajo, unos puestos de trabajo que entendemos perfectamente que no van a regresar jamás, porque simplemente ya no existen nada mas que en su cabeza. Para una persona que no solo niega el mayor dilema vigente de la humanidad, el cambio climático, sino que también cree que es simplemente “un invento de los chinos“, la cuestión suena a lógica aplastante: elimino restricciones, y la empresa será mas competitiva. 

Las medidas de dominio de emisiones impuestas por Barack Obama se habían transformado en el mayor incentivo para la mejora de la empresa automovilística estadounidense. Las restricciones obligaban a la empresa a invertir en motores necesariamente mas eficientes y, sobre todo, en opciones al motor de explosión, lo que en su instante significó el auge 1° de los vehículos híbridos y, posteriormente, del interes por alcanzar ser competitivo en el segmento de los eléctricos puros. Eliminar las restricciones no cree inventar a la empresa del automóvil mas competitiva, sino exactamente todo lo contrario: permitir la complacencia, disminuir la obligación de cambio y relajar la agenda de las compañías para que puedan continuar desarrollando y vendiendo vehículos menos eficientes y mas dañinos para el medio ambiente. Ahora, el progreso en el automóvil eléctrico y el incremento progresivo de su eficacia y rango ya no obtendrá que venir de la empresa automovilística norteamericana, sino de compañías como Tesla y similares, o de rivales en Asia o Europa, de paises dirigidos por gobernantes que no son estúpidamente negacionistas del cambio climático. Genial movimiento.

Trump es un absoluto ignorante en temas tecnológicos y científicos en general. Esas cuestiones, simplemente, le exceden, y tampoco le generan interes alguno en asesorarse convenientemente. Si tus referencias intelectuales son las novedades de determinadas televisiones y de publicaciones como Breitbart News, la oportunidad de que tu país se quede fuera de la próxima enorme innovacion industrial propulsada por la robótica o de que condenes a la producción científica a décadas de oscuridad se convierte, tristemente, en muy real. Mientras otros paises invierten en nuevos esquemas productivos, tú te dedicas a apostar por el fin de la neutralidad de la red y por la vuelta del carbón, como si eso fuese posible y como si realmente fuese a inventar tantos puestos de trabajo, cuando esta comprobado que la totalidad de los nuevos empleos ya proviene, precisamente, de la generación de energías renovables. Aquello de “America first” será pronto visto como un auténtico chiste.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario