¿Un iPhone made in America?

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Adrián Campos, de Merca2.es, me envió varias preguntas para hablar, al hilo de la victoria de Donald Trump en las presidenciales norteamericanas, de las implicaciones que tendría que el nuevo director intentase forzar a Apple® para que fabricase sus productos íntegramente en los Estados Unidos, una de esas ideas que con tanta vehemencia expresaba en algunos de los mítines de su campaña, con palabras como “les voy a obligar a fabricar sus malditos computadores en Estados Unidos” y amenazas de imponer aranceles de hasta el 45% a quienes fabricasen en México o China. Adrián publicó ayer su artículo, titulado “El iPhone® ‘made in USA’ costaría 40 dolares más“.

La posibilidad de un re-sourcing en la empresa de la electronica de consumo ha sido comentada previamente con distintos conclusiones por publicaciones como MIT Tech Review (The all-American iPhone), Wired (Trump’s plan for American-made iPhones would be disastrous), The Washington Post (Trump’s demand that Apple® must make iPhones in the U.S. actually isn’t that crazy) o Business Insider (Sorry Donald Trump — the American-manufactured iPhone® isn’t going to happen), todos ellos escritos cuando practicamente nadie contaba con que la expectativa de que Trump alcanzase la Casa Blanca fuese siquiera mínimamente creíble.

La idea de fabricar en los Estados Unidos productos de electronica de consumo choca, por un lado, con un dilema claro: la grande totalidad de los elementos no son fabricados o extraídos en el país, y la totalidad de los suministradores se localizan en el sudeste asiático, con todo lo que ello conlleva a la hora de destacar tecnicos de cada componente en caso de problemas o incidencias en la cadena de fabricación. Por otro lado, ensamblar y montar es un trabajo cada vez menos tutorial y mas fuertemente robotizado, lo que reduciría grandemente la incidencia de los costos de mano de obra directa. Además, los productos made in America podrían tener un plus de prestigio que probablemente llevaría aparejada una mayor popularidad, que podría inclusive extenderse mas allá del comercio doméstico.

A continuación, el texto completo que intercambié con Adríán:

P. ¿Existe alguna posibilidad, pese a que sea remota, de que Apple® fabrique en Estados Unidos?

R. Apple ya fabrica algunos de sus productos en los Estados Unidos, pese a que sean productos de importancia cuantitativa relativamente baja como es el caso del Mac® Pro. La grande verdad es que el choque del costo de mano de obra directa es cada vez menor sobre el total del proceso de fabricación, lo que lleva a que este tipo de “relocalizaciones tras la deslocalización” se hayan transformado de alguna forma en tendencia, y a que inclusive varias compañías lo utilicen como un elemento de marketing positivo relacionado con la responsabilidad social corporativa.

P. ¿ Qué mejorías competitivas promete producir en China?

R. China fue el “fabricante del mundo” por sus bajos costos laborales unitarios durante varios años, y ahora, se esta ajustando fantásticamente bien a la robotización. Hemos pasado de aquel “made in China” que en realidad quería mencionar “Assembled in China” a un “Engineered in China” que refleja un desplazamiento muy resistente del grande asiático en terminos de valor añadido, y ahora vemos como varias de las populosas industrias del país, en las que proliferaban problemas laborales, abusos y condiciona insalubres, reducen ahora plantilla en un 85% al tiempo que incrementan su producción y su calidad gracias a la robotización, y dejan al 15% restante responsables del mantenimiento de los robots. Las mejorías de producir en China ahora, además de contar con un grande expertise en ensamblaje y fabricación y con una progresivo mano de obra especializada en procesos robotizados, es el hecho de que los creadores de la totalidad de los elementos electrónicos esta además en China o en el sudeste asiático, lo que implica que en caso de haber algún dilema o de necesitarse asistencia, ésta puede llegar mas rápidamente. Es complicado plantearse hoy fabricar en un país si ello cree que te teneis que alejar mucho de la inmensa totalidad de tus suministradores.

P. ¿ Cree que se espera desde Apple® una subida de los tipos impositivos si no cumple con la exigencia de Trump?

R. Trump podría plantear aranceles a las importaciones chinas, sin embargo ese movimiento, desde un punto de vista macroecononómico, resulta mas complejo de lo que parece. Vamos a visualizar qué pasa cuando esas ideas de Trump en campaña que parecen mas que ideas, ocurrencias, se localizan con el rigido tamiz de la realidad. Por otro lado, el descenso que Trump parece tener en mente de los impuestos a la repatriación de capital podría beneficiar enormemente a las compañías tecnológicas, que llevan años acumulando en el extranjero capital originario de sus operaciones fuera de los Estados Unidos.

P. ¿Fabricar en Estados Unidos sería caro por la mano de obra, sin embargo qué otros factores son los que echan para atrás a la compañia de Cupertino?

R. Básicamente, el dilema que cree alejarte de los suministradores de otros elementos empleados en los dispositivos, tales como procesadores, memoria, baterías, etc. Quitando el famoso caso del Gorilla Glass, fabricado por Corning en los Estados Unidos, la grande totalidad de los elementos de un iPhone® vienen del sudeste asiático.

P. ¿Ha deseando algún otro director estadounidense que Apple® volviera a producir en su país natal?

R. La idea de la relocalización, por el momento, ha respondido mas al deseo de las compañías de probar tacticas de responsabilidad social corporativa – producir empleo y valor añadido en su propio país – que a una imposición política. Si Trump trata convertir eso, se verá como una injerencia muy poco usual en un país en el que el gobierno tiende a ser marcadamente liberal y a brindar una grande libertad a sus compañías. Veremos en qué se concretan este tipo de ideas que en campaña parecieron resonar muy bien con unos electores que jamás parecieron demasiado analíticos…

P. ¿Cuánto se encarecería la producción?

R. Es complicado crear un estimado, sin embargo Apple® es una de las compañías que mas ha avanzado en la automatización de su cadena de producción, lo que aparentemente llevaría a que ese factible encarecimiento no fuese tan elevado.

P. ¿Cuál podría ser el valor de comercio en este hipotético caso? (teniendo en cuenta los márgenes de servicios actuales)

R. Si el proceso de fabricación no esta definido por una carga representativo de mano de obra, como todo parece indicar, el incremento no tendría por qué ser muy significativo. Y contamos de Apple, que es sin ninguna desconfianza la compañia con mejores márgenes operativos en toda la industria.

P. ¿Qué consecuencias tendría para Apple® fabricar en Estados Unidos a nivel de marca? ¿Podría ser el fin de la compañía?

R. Fabricar en los Estados Unidos podría tener un factible choque en costes, sin embargo podría igualmente aportar mucho en terminos de foto de marca, reputación y reconocimiento. Para una compañia como Apple, que hizo gigantes esfuerzos por explicar que su decisión de no abrir el iPhone® al FBI no era en absoluto una decisión anti-patriótica y que todavía así, no obtuvó que varios norteamericanos lo viesen así, fabricar en los Estados Unidos podría representar una posibilidad para optimizar su foto a nivel popular. Pero de nuevo, existen numerosas complicaciones mas allá del costo de una mano de obra cada vez menos importante, que convierten esta decisión en sumamente compleja.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario