Vehículos eléctricos y desinformación

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Dos publicaciones serias como The Guardian o CNBC se crean eco de los cada vez mas burdos intentos de la empresa de los combustibles fósiles por esparcir desinformación acerca de los vehículos eléctricos, mentiras que les admitan prolongar lo mas factible un prototipo de negocio cada dia mas identificado como perjudicial, como intrínsecamente dañino para todos.

Mentiras como la muy repetida de que los vehículos eléctricos contaminan aparentemente mas que los convencionales, no solo convenientemente rebatida en multiples ocasiones sino, además, cada dia mas falsa debido a los esfuerzos de mas estados por producir cada vez mas electricidad a partir de fuentes sostenibles. Si la electricidad se produce cada dia mas y en mas sitios a través de fuentes sostenibles, los vehículos eléctricos, que no generan apenas emisiones, no pueden en modo alguno resultar mas contaminantes, e inclusive cuando no es así, suprimir virtualmente las emisiones de los vehículos cree ya de por sí un resistente alivio de la contaminación.

Otra mentira usual asegura que el transporte no es significativo y que, en realidad, deberían dejarnos conducir nuestros vehículos de combustibles fósiles porque, supuestamente, los verdaderos contaminantes son calefacciones o emisiones industriales. No, no es así. El transporte cree mas de un tercio de las emisiones contaminantes, una buena parte de esas emisiones se produce en los lugares en los que vivimos y trabajamos, y toda reducción es susceptible de tener un grande resultado en la calidad de vida de los ciudadanos.

Otros afirman que un automóvil eléctrico es incapaz de entregar respuestas de transporte a las individuos normales, o es susceptible de producir en ellas una permanente ansiedad por falta de autonomía: una mentira cada vez mas rebatida por la progresivo autonomía de los vehículos eléctricos, que ya se acercan o inclusive superan la de sus contrapartidas de combustibles fósiles. Mercedes ha explicado que su siguiente automóvil eléctrico obtendrá una autonomía de 500km, y algunos Tesla, como el siguiente Roadster, se espera que tengan en torno a 1000km. Con el progresivo incremento de la densidad de las baterías, estas cifras solo pueden evolucionar de una manera: hacia arriba. 

Las propias baterías son también habituales receptoras de campañas de desinformación: en comentarios de esta pagina se han visto muy a menudo individuos que acusan a las baterías de depender de fuentes de minerales aparentemente escasos, o de resultar de inútil reciclado, ambos conceptos totalmente falsos: las baterías se reciclan perfectamente, sus componentes son perfectamente reutilizables, y además, contrariamente a lo que varios piensan y mucho mas importante, las baterías no revelan una degradación significativa a medida que pasa el tiempo o se recorren mas kilómetros. En artículos científicos rigurosos que trabajan con documentos de vehículos reales se muestra como, en la actualidad, la degradación de una batería se sitúa en torno al 1% cada 30,000km, lo que acepta amortizar los vehículos eléctricos durante suficiente mas tiempo que sus contrapartidas alimentadas con combustibles fósiles. En varios casos, esa mentira ha contribuido a que las industrias de leasing o renting ofrezcan unas condiciones espantosamente malas (y basadas en expectativas falsas, como un supuesto precio residual nulo al término del período) a quienes desean adquirir un automóvil eléctrico mediante ese tipo de fórmulas financieras, contribuyendo así a desincentivar las ventas. Por otro lado, la fabricación de baterías esta experimentando un fortísimo aumento, lo que acepta prever precios cada vez mas bajos, al tiempo que otras tecnologías, como las baterías de estado sólido, se abren paso con rendimientos todavía mas prometedores.

¡Oh, dios mío, qué vamos a crear con tantos vehículos eléctricos todos demandando energía a la vez cuando aparecen a casa, no habrá generación suficiente!! Otra MENTIRA más, afortunadamente ya rebatida nada menos que por la asociación de suministradores de energía del Reino Unido, que asegura que la previsible venida de varios millones de vehículos eléctricos no les quita el sueño en absoluto y que están perfectamente listos para crear frente a esa demanda y a esas perspectivas de futuro.

¿Mantenimiento? Poco que decir: un motor de combustión interna es un auténtico reloj de cuco, una obra de exaltación de los excesos de la ingeniería con mas de 10 mil partes moviles que hay que sostener permanentemente lubricadas y, periódicamente, reemplazar. Eso ha dado lugar a una grande empresa de recambios que elevan sensiblemente, como varios saben cada vez que su automóvil tiene un dilema o simplemente hay que llevarlo a revisión, el costo total de propiedad del vehículo. Un automóvil eléctrico típico tiene en torno a dieciocho partes móviles, con una degradación muy escasa y unas necesidades de mantenimiento drásticamente inferiores.

Con la información real en la mano y al margen de campañas de desinformación para tratar de retrasar la transición o para hacerla suceder por los vehículos híbridos – que llevan la ineficiencia al límite al montar 2 motores, cargar al automóvil con el peso de unas baterías que terminan utilizándose de forma subóptima, o con diseños y autonomías pensadas esencialmente para aprovechar con falsedades las facilidades que ayuntamientos y autoridades otorgan a los vehículos aparentemente calificados como “limpios” – el automóvil alimentado por combustibles fósiles convencional es una tecnología superada, un dilema a resolver, un prototipo a eliminar lo antes factible por el bien de todos. Nadie razones plantearse, a estas alturas, adquirir ningun automóvil de gasoil, gasolina o híbrido. No sigamos repitiendo desinformaciones interesadas, por favor. No hagamos el juego, como crean varias asociaciones de distribuidores de – como no, la empresa de la automoción –  en algunos paises como España, con unos supuestos argumentos de “neutralidad tecnológica” que son cualquier cosa menos neutrales, y que están esencialmente pensados para prolongar los meses de amortización de una empresa tradicional que ya ha superado todos los límites de la ética y de la responsabilidad social corporativa, con multiples directivos en la cárcel por haber engañado a toda la sociedad.

Por favor, seamos serios en los argumentos y evitemos la frivolidad. Nos jugamos mucho mas de lo que parece.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario