Volkswagen: está en su naturaleza…

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

El gobierno alemán localiza a Volkswagen encargado de un nuevo escándalo de trucos utilizados para esconder emisiones nocivas de óxidos de nitrógeno, esta vez asociado con los ejemplos de lujo de la marca Audi. La marca obtendrá que anunciar una llamada para la retirada provisional y modificación de 24,000 vehículos de los ejemplos A7 y A8 construidos entre 2009 y 2013 y equipados con motores diesel V6 y V8, de los cuales próximamente la mitad fueron comercializados en Alemania.

El nuevo escándalo es la prueba de que la marca alemana es exactamente equivalente que el escorpión de la fábula, el que picó a la rana que lo trasladaba al otro lado del río pese a que eso significaba la muerte de ambos, porque simplemente “estaba en su naturaleza”. Que alguien en su saludable juicio se arriesgue, tras el que ha sido el mayor escándalo en la historia de la automoción que ha obligado a la marca a provisionar mas de 22,000 millones de euros en multas y compensaciones, a regresar a ser hallado culpable de algo parecido es tan profundamente alucinante, que desafía cualquier intento de racionalización mediante el sentido común. Hablamos de una marca que conscientemente diseñó sistemas específicamente pensados para esconder unas emisiones superiores a las autorizadas, con el fin de vencer con ello unas prestaciones complementarios que hiciesen a sus vehículos mas competitivos. El dinero por encima de todo, a costa de la sostenibilidad del mundo y de la salud de las personas.

Los vehículos afectados llevaban aparentemente la certificación de emisiones Euro-5, sin embargo emitían mas del doble del límite legítimo de óxidos de nitrógeno cuando el volante era girado más de 15º, una circunstancia que ocurre de forma usual durante la conducción, sin embargo no mientras se elaboran los tests de emisiones. El truco había sido construido para esconder intencionadamente esas emisiones cuando los vehículos se encontraban en inspección. La marca tiene ahora hasta el dia 15 de junio para investigar un metodo que permita actualizar los vehículos vendidos para que pasen a cumplir las correspondientes reglas de emisiones.

El nuevo escándalo desmiente a todos los que afirmaron en el caso anterior que se trataba de algún tipo de “guerra comercial” entre creadores de diversos países: el hecho de que una marca del clan Volkswagen sea de nuevo la afectada y que, además, las acusaciones provengan exactamente del gobierno alemán, su país de origen, convierte aquellos comentarios en totalmente absurdos e infundados. No existe una guerra comercial por las emisiones: simplemente existen marcas para las que la ética y la responsabilidad social corporativa es algo totalmente prescindible. Marcas que tendrán que trabajar mucho, muchísimo, para quitarse la etiqueta de “nocivas”. Mucho me temo que es así de triste. Y que la marca siga siendo, tras el escándalo anterior, la que mas vehículos vende en el mundo, y que esto ocurra exactamente al dia próximo de que Donald Trump decida que su país abandona el Acuerdo de París, aporta aún mas al nivel de estupidez de la raza humana…

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario